SENASA COMUNICA

ACTIVIDAD INFORMATIVA

El Senasa expuso sobre el nuevo Plan Sanitario de Brucelosis Bovina en la “Expo-Suipacha 2019”

Al encuentro asistieron más de 60 referentes del sector, entre productores lecheros y profesionales veterinarios del ámbito público y privado, en jurisdicción del Centro Regional Pampeano.

Chivilcoy, (Buenos Aires), 13 de mayo de 2019 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó, el pasado viernes 10 de mayo, una nueva jornada informativa donde desarrolló los principales ejes temáticos que propone el nuevo Plan Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina; en el marco de la muestra rural, comercial y ganadera, “Expo-Suipacha” de dicha localidad, en la provincia de Buenos Aires.

La nueva resolución deroga la Resolución N°150/2002 que reglaba la estrategia implementada hasta el momento.

 

Durante la jornada, Mariano Bacci y Claudio Glauber, referentes de la Dirección de Programación Sanitaria de la Dirección de Sanidad Animal del Senasa, expusieron sobre las modificaciones que plantea este nuevo plan. Resaltaron que la nueva estrategia sanitaria planteada requiere que los propietarios de los rodeos, donde se realicen actividades de reproducción en bovinos, efectúen con su veterinario acreditado al Programa de Brucelosis Bovina una Determinación Obligatoria de Estatus Sanitario a Brucelosis (DOES).

 

Al respecto Bacci señaló que “la DOES consiste en un diagnóstico serológico a la totalidad de los animales susceptibles del establecimiento, si la totalidad de las muestras resultan negativas, el establecimiento solo con un diagnóstico obtendrá el estatus de establecimiento libre de brucelosis bovina, el cual deberá ser mantenido anualmente por un muestreo parcial de los animales” y continuó, “esto le permitirá al productor alcanzar y mantener el estatus de libre de su establecimiento, con el beneficio de movilizar sus animales sin la necesidad de establecer diagnósticos previos”.

 

Por su parte, Claudio Glauber complementó: “El Senasa estableció el plazo de dos años para cumplir con la DOES, de todos modos es muy importante que todo productor entienda la importancia de llevar adelante este nuevo plan, por lo que es fundamental que se comience a realizar esta determinación de estatus a la mayor brevedad posible y así poder avanzar con la identificación de predios con o sin infección para, de este modo, acelerar el proceso de lucha contra la enfermedad y lograr un mejor control de la brucelosis”.

Durante el encuentro también se analizó la relación de la brucelosis con los bovinos en un contexto de producción lechera en la región, para lo cual se resaltó la importancia e implementación de dicho plan en la elaboración de la leche.

Finalizada la etapa teórica-expositiva, los referentes sanitarios del Senasa respondieron cada una de las inquietudes planteadas por los diferentes sectores presentes.

INOCUIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

Se impidió que 123 sábalos ingresen al circuito comercial

Fue en un control en ruta realizado por Gendarmería Nacional, en colaboración con el Senasa, en la localidad bonaerense de San Nicolás. Los pescados carecían de amparo sanitario y documental, aspectos que imposibilitaron realizar su trazabilidad para poder confirmar su procedencia y origen.

Chivilcoy (Buenos Aires), 13 de mayo de 2019 – El pasado vienes 10 de mayo, el Escuadrón de Seguridad Vial de San Nicolás de Gendarmería Nacional y los agentes especializados del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) impidieron que ingresen al circuito del consumo 10 cajas de cartón, con 123 piezas de sábalo (por un total de 307 kilogramos de pescados). Se trató de un nuevo procedimiento integral de control a transportes en ruta.

De esta manera, fueron efectivos policiales –asesorados por Juan Piluso, referente en Control en Ruta del Centro Regional Pampeano del Senasa– quienes procedieron al secuestro y posterior desnaturalización del alimento, por carecer de toda medida higiénica-sanitaria (como falta de refrigeración) y respaldo documental (como habilitación del transporte), según lo indicado por el decreto 4238/68 del Poder Ejecutivo Nacional y por el Código Alimentario Argentino (CAA).

Con este tipo de controles realizados en forma conjunta entre Gendarmería Nacional y el Senasa, hacia cada uno de los actores que integran la cadena agroalimentaria (productores, elaboradores, transportistas y comerciantes), se busca resguardar la salud pública y evitar que alimentos en mal estado lleguen a la mesa de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿ Es usted un humano? *